Los dioses no desfallecieron hasta crear al hombre. Y en el maíz está nuestro origen.

Herunterladen Herunterladen Herunterladen

ScreenshotScreenshot

Schließen

Teilen

Según el Popol Vuh, los dioses tomaron la decisión de crear un ser que los venerara y les hiciera ofrendas. En este proceso, su primer intento fracasó debido a que crearon seres incapaces de hablar: animales de cuatro patas y aves. Después crearon los primeros hombres, primero de barro, después de madera y finalmente de paja, pero todos fueron destruidos y, lo últimos, convertidos en monos. En un último intento los dioses utilizaron el maíz, la planta sagrada de todas las culturas mesoamericanas, para la creación de la humanidad, y estos hombres son los ancestros de los mayas.

Los dioses no desfallecieron hasta crear al hombre. Y en el maíz está nuestro origen.