Las bondades del Palo de Tinte tuvieron gran presencia en Europa.

Descárgalo Descárgalo Descárgalo

CaptúraloCaptúralo

Cerrar

Compártelo

Los mayas aprovecharon las cualidades de este árbol silvestre característico de las zonas húmedas al que llamaban ek, cuyo color negro permitía su uso para el teñido de telas. Esta madera provocó intensas ambiciones y enfrentamientos debido a que sus beneficios brindaban grandes oportunidades de comercialización, tal y como lo hicieron los españoles al transportar vastas cantidades de esta materia prima a la península ibérica propiciando que el uso de tintes extraídos de esta especie se generalizara en la industria textil europea.

Las bondades del Palo de Tinte tuvieron gran presencia en Europa.